Las aguas del olvido

Siempre hay un gesto, una mirada, un ademán que nos caracteriza, viene a decir Elisa Rubio, narradora de esta historia.

Retirada de la vida profesional, como tantos otros, decide pasar los últimos años de su vida en un lugar de la costa mediterránea. Hace amistad con Héctor Lavalle -tiene nombre de tanguista, nos dice- y con él comparte paseos, aficiones y alguna confidencia. También, entre café y café, conversa con Gloria Montesinos, antigua actriz y canzonetista mexicana, hija de un español. Hablan y hablan, pero Elisa sabe que hay cosas que, por lo terribles, no se pueden contar, que si las dices dejan de pertenecerte y quedan sometidas a la interpretación y el cambio.

Nunca ha sido fácil la relación entre la memoria y el olvido. Aunque parezca lo más sensato dejar que el tiempo vaya depositando una pátina de olvido sobre los peores recuerdos, éstos se resisten y luchan por mantenerse vivos, aunque duelan.

Elisa, tan reservada, se abre ante el lector como si quisiera darse a conocer, como si quisiera advertirnos de las trampas que nos reserva la vida.

 

Con esta presentación, por fin, aparece en Amazon mi primera novela. Me ha costado preparar la edición, pero ahí está. El libro está fresco y esperando a los lectores.

Muchas gracias a los que participáis en esta conversación bloguera tan entrañable: vuestro apoyo es impagable. Va por vosotros.


 

Las aguas del olvido está disponible en tapa blanda y en eBook:

‘tapa blanda’ en: www.amazon.es/dp/1973326353, y también en amazon.com > uk > de > fr > it > jp

eBook en: www.amazon.es/dp/B077PJF1MZ, y también en amazon.com > uk > de > fr > it > nl > jp > br > ca > mx > au > in

 

21 respuestas a “Las aguas del olvido”

  1. Enhorabuena, espero que tengas éxito. Yo lo leeré en cuanto pueda

    1. Muchas gracias. Me ha costado editarla; como aprender a andar. Saludos

  2. El enlace me ha dirigido a amazon.com (no amazon.es)

    1. Creo que en amazon.es estará en dos o tres días; eso es lo que dicen.

      1. Ya me lo he descargado y estoy leyendo 😊

      2. Te permiten hacer de alguna manera el seguimiento de las descargas? No sé cómo funciona. Espero que sean legales y no «engañen» a los autores

        1. Hay una pestaña llamada «informes» donde ves las ventas, descargas y lecturas; un rango de fechas, y gráficos, etc.; además generan informes. Todo ello parece muy completo. El asunto será cuando empiecen a descargar miles de ejemplares, je, je. De momento, tu descarga está a la vista. Gracias de nuevo.

          1. Ojalá muchas descargas😊y que tengas que contratar a alguien para que gestione esos informes

    1. ¡Muchas gracias, Claudia! Abrazos.

  3. Felicidades, Alfonso! Voy rápidamente a pedirlo. Que ganas! Lo leo y te cuento.
    Un abrazo muy grande, amigo mio.

    1. ¡Muchas gracias, linda! Me ha costado decidirme, y he aprendido mucho con la edición. Espero con una ilusión enorme tus impresiones; y tus críticas.

      Un fuerte abrazo, María.

      1. Lo compartiré contigo, seguro!
        Un abrazo. 😘. Besetes

  4. ¡Bieeeeeeeeeeeeen! Pero que alegría más grande, Alfonso. Y nos lo has anunciado ayer, 23 de noviembre una fecha importante para los dos por motivos distintos pero inolvidable.
    Ahora mismo me voy al enlace y compro el libro.
    ¡ENHORABUENA!
    Estoy más feliz que una perdiz, je, je…
    Muchos besos.

    1. No veas cómo siento tu felicidad; yo estoy como en una nube: este mundo de la red parece muy real pero le falta cuerpo: estoy deseando que me llegue el libro real para tocarlo, oler la tinta, verlo…

      Muchísimas gracias, querida amiga; ya me hablarás de tu 23 de noviembre.

      Muchos besos también para ti.

      1. ¿Mi 23 de noviembre? ¡Cambio de década!

        1. Bueno… si algo me dijiste. ¡¡¡Muchas felicidades!!!

          1. Por cierto, a ver si me llega a mi el libro antes que a ti… creí que ya habías podido acariciarlo. Uhm… ya me dirás compañero de filas.
            Un abrazo grande.

            1. No, qué va; esto es lo que tienen estas poderosas máquinas. Podía haber esperado antes de compartir la noticia de la publicación, pero no me pude resistir. Y, como en casa del herrero, cuchillo de palo, no había caído en que tengo que utilizar el mismo canal que los demás; como si fuera a caer del cielo, je, je…

              Un abrazo fuerte, amiga.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: